La Federación Canaria de Triatlón (FECANTRI) está presidida actualmente por Juan Carlos Serrano, corredor de esta modalidad desde 1983, además de haber ejercido como juez y entrenador. Desde el año 2006, está al frente de esta Federación, intentando velar siempre por que los triatletas canarios puedan disfrutar de las mejores condiciones posibles.

¿En qué aspectos crees que ha evolucionado la FECANTRI en los últimos años?

En los últimos años hemos intentado afianzar el triatlón en nuestra comunidad, buscando pruebas de calidad y más seguras para poder conseguir un mayor número de participantes y que estos se vean atraídos por este deporte.

Por otro lado, también se ha buscado una mayor participación femenina, así como de niños, para poder dar la vuelta a la pirámide de edad que se encontraba invertida en nuestra comunidad, y conseguir acercar el triatlón hacia un colectivo femenino que solo lo veía de lejos.

Popularizar el triatlón también creo que ha evolucionado y se han duplicado el número de licencias individuales y de clubes, al mismo tiempo que hemos conseguido hacernos ver a nivel internacional con pruebas de relevancia.

¿Qué dirías que es lo más difícil de ser presidente de una federación como esta?

Muchas veces te paras a pensar y reflexionas “¿por qué tengo yo que aguantar esto?”, ya que son muchas las críticas negativas y una gran incomprensión a un trabajo sin remuneración y de muchas horas en pro de los demás, dejando familia, entrenamientos y otras cuestiones por otras de la Federación, que te ocupan muchas horas y que uno intenta ejercer de forma honrada y humilde.  Y todo ello con un equipo en las mismas circunstancias; a veces tienes que hacer de tripas corazón y tirar para adelante con el trabajo del día a día.

¿Qué esperas de esta nueva temporada de triatlón que acaba de comenzar?

Como siempre la iniciamos con esperanza y con ganas de que los deportistas se ilusionen y encuentren nuevas motivaciones dentro de nuestro deporte, donde todos los años intentamos innovar y crear proyectos que den vida a nuestras pruebas y a la práctica del triatlón dentro de lo que son los valores del deporte y las prácticas de unos hábitos de vida saludables.

¿Y de las Series Canarias de Triatlón?

De las Series Canarias de Triatlón queremos que la gente que participe y aquella que está metida en la organización de las pruebas puedan disfrutar de una competición de calidad y que haga que en cierto modo, se beneficie de todo lo que está en torno a las Series.

También hemos variado algunas cuestiones que nos han sugerido y reclamado en las ultimas encuestas que hemos realizado, haciendo variaciones en la distribución de fechas, así como en las puntuaciones y mejoras de cara a que estas sean más atractivas para todos dentro de nuestras posibilidades.

¿Cómo valoras el nivel de los triatletas canarios?

A mi entender creo que el nivel de los triatletas canarios es excepcional en todos los aspectos deportivos y personales; tenemos unos deportistas magníficos dentro de las posibilidades de las que disponemos en nuestra comunidad, que a veces se me antojan escasas para el nivel que tenemos y que podríamos tener.

¿Crees que pueden competir con los triatletas de La Península?

Por supuesto. Nuestros triatletas pueden competir a nivel estatal y además con buenos resultados, como ya lo están demostrando cuando acudimos con al Selección a los campeonatos por selecciones Autonómicas, donde nuestra gente se deja la piel. Individualmente también dan la cara en los diferentes campeonatos en los que participan, teniendo algún campeón de España y otros cuantos ocupando pódium de forma más que meritoria.

¿Qué consideras que tienen de especial las competiciones que se celebran en Canarias?

Al margen de la cuestión climática que ya todos conocemos, creo que el triatlón canario se destaca por su buen ambiente deportivo en su “cuarto segmento” y por el buen acogimiento que en muchas ocasiones algunos organizadores intentan dispensar dentro de sus municipios, ofreciendo lo que tienen y buscando que este deporte sea un espectáculo y un modo de diversión sana entorno a la competición.

¿Qué requisitos debe cumplir una prueba para que se pueda desarrollar con éxito?

Son muchos los factores que influyen, pero creo que la seguridad, precios razonables, el fomentar pruebas de cantera, buscar la fusión de lo urbano con lo natural dentro de ambientes vistosos y agradables, así como el hacer las cosas con ganas de satisfacer a los deportistas, pueden ser a veces suficientes por encima de vestir una prueba con muchos lujos y marketing falso que luego pueda defraudar a la hora de la verdad.

¿Se ha marcado la Federación algún objetivo para este 2018?

Son varios los objetivos y proyectos que tenemos dentro de la Federación pero muy pocos recursos y personal para sacarlos adelante por eso creo que es importante hacer llegar a los Clubes la posibilidad de colaborar conjuntamente en el desarrollo de estos objetivos, entre otros el crear un censo de Escuelas de triatlón que ofrezcan garantías para los menores, la creación de un Encuentro de Escuelas en algún punto del archipiélago, sacar adelante algo que habíamos perdido como fue la Copa de Media/Larga distancia reeditándola, avanzar en pruebas con repercusión a nivel internacional para hacer visible nuestra comunidad, conseguir pruebas en las que nuestros “paratriatletas” tengan inclusión y visibilidad, implantar nuevos medios informáticos en las pruebas, desarrollar una web más participativa y que sea referencia de los Triatletas y algunos otros proyectos en los que estamos trabajando pero aun están en desarrollo.

Por último, este fin de semana tendrá lugar la gala de FECANTRI de 2018 y otorgarán un premio especial “por los valores deportivos Víctor Teni”, ¿qué supone para la Federación otorgar este galardón?

La Federación y el deporte estábamos un tanto en deuda con Víctor, un deportista que representaba todos los valores como persona y deportista. Víctor fue uno de los referentes en Canarias cuando se clasificó en  2006 para el IronMan de Hawái, dando ejemplo de esfuerzo y superación. Pero creo que otra de las virtudes que tenía era la de aportar y sugerir cosas para mejorar el triatlón. Esta demostración como deportista de élite y sobre todo como gran persona es la que nos hizo plantearnos la posibilidad de generar un premio que pudiera recoger estos valores, que hacen el deporte más humano y más entrañable.