Raúl Lecuona es de esa corta lista de triatletas que si no están en el podio, algo pasa. Segundo en los dos últimos triatlones de las Series Canarias, lidera la clasificación junto a Raquel Arostegui. Sin embargo, asegura no entrenar como un deportista de alto nivel, pero sí agradecer los ánimos del público en pruebas como la del Médano.

Dos segundos puestos en el Volcano Triathlon y en El Médano. ¿Cuál de las dos pruebas te resultó más complicada?

Tal y como se desarrollaron, diría que fue bastante más complicada el Volcano. Es para mí uno de los triatlones más importantes de la temporada, y que por sus características te obliga a exprimirte al máximo en cada edición.

Pasando a El Médano, ¿cómo te sentiste en esta prueba tan conocida del triatlón tinerfeño?

Muy bien en lo que a sensaciones se refiere. No pensaba estar tan arriba teniendo en cuenta lo mal que lo he pasado en esta prueba en las anteriores ediciones.

¿Qué destacarías de esta prueba?

Como siempre, el público. Es de las pruebas que más público congrega. Y siendo en casa los ánimos de amigos y conocidos se multiplica.

¿Supone para ti alguna presión estar en lo más alto de las Series Canarias de Triatlón?

De ningún modo.

Este inicio de temporada está siendo muy bueno en tu caso, ¿cómo te preparas para estar en los primeros puestos de las clasificaciones?

Pues sacando tiempo de donde se puede, como la mayoría de triatletas amateur de las Islas Canarias. Por suerte o por desgracia, mi trabajo no me permite hacer una planificación a largo plazo de la temporada, luego me limito a hacer lo que quiero cuando puedo.

¿Te supone un sacrificio entrenar a alto nivel, y compaginarlo con tu vida personal y profesional?

Aunque la cantidad y calidad de mis entrenos distan mucho de los de un deportista de alto nivel, eso no quita que este es un deporte que exige unas buenas horas de dedicación a la semana. Aunque, cuando es lo que te gusta no cuesta. Eso sí, soy un friolero. Mi único sacrificio es ir a la Piscina Municipal de Santa Cruz de Tenerife a nadar a 24 grados (en pleno siglo XXI y en una piscina recientemente reformada) gracias al OAD de la citada ciudad.

¿Cuáles son tus próximos retos?

Pues como todos los años participaré en todas las pruebas de las series, primando sobre todo la última, La Gomera. No sólo por el valor doble de su puntuación sino, más aún por el relieve de su sector ciclista. Asimismo priman en mi calendario pruebas como el Triatlón Isla Bonita, Puerto Naos y el Campeonato de Canarias de Duatlón Contrarreloj, que como todos los años dejará una bonita lucha con nuestros amigos del HPS.