Fotografía de Racephotos

El atleta canario Yeray Durán ha sentido siempre el deporte como una forma de vida. En 2013 cumplió uno de sus mayores sueños deportivos: subirse al podio de la Transgrancanaria acompañado de uno de sus referentes del trail, Sebastien Chaigneau, algo que nunca podrá olvidar. En 2014 tuvo la oportunidad de trasladarse al Pirineo para dedicarse de lleno al trail, una decisión difícil que se ha convertido en toda una experiencia.

Este fin de semana Yeray estará la línea de salida del Reventón Trail de La Palma, una importante carrera de montaña que afronta con muchísima ilusión y donde espera poder conseguir el objetivo que se le escapó en la Transgrancanaria: una plaza en el Campeonato del Mundo que se disputará el próximo mes de mayo en Castellón.

 

  • ¿Qué factores determinaron que dejaras las Islas para dedicarte por completo al trail running?

Para mí el deporte siempre ha sido una forma de vida, pero nunca me había planteado que pudiera dedicarme por completo a él. Antes tenía un taller mecánico y en mi tiempo libre entrenaba, pero en 2014 se me presentó la oportunidad de ir a vivir al Pirineo y poder dedicarle más tiempo a los entrenos, con un trabajo más flexible. A sabiendas de que era arriesgado, decidí irme porque quería vivir la experiencia de competir a mi mejor nivel y disfrutarlo al máximo.

  • ¿Qué valores y cualidades crees que debe tener un deportista para alcanzar sus metas?

Hay muchos tipos de deportistas. Algunos gracias a unas cualidades genéticas innatas consiguen sus objetivos con más facilidad, otros no tienen cualidades tan buenas pero con mucho trabajo son capaces de sacar lo mejor de ellos y conseguir sus metas. Pienso que  siempre hay que ser realistas y conocerse bien a uno mismo para saber hasta dónde se puede llegar.

Una cualidad poco valorada a veces, es el aceptar dejarse asesorarse por profesionales del deporte, que pueden ayudar a sacar lo mejor de uno mismo. Desde mi experiencia, he convertido la ilusión por mejorar en el motor para que mi constancia no decaiga y así conseguir mis metas.

Fotografía de Racephotos

 

“Me gusta la competición, pero entrenar el día a día es lo que le da sentido a lo que hago”

 

  • Para dedicarse de lleno al trail running, ¿crees que es necesario sacrificar o renunciar a ciertas cosas?

Cuando te dedicas de lleno al trail en cierto modo se convierte en un “trabajo” y como cualquier otro, tienes que renunciar a ciertas cosas. Cuando trabajaba de mecánico y corría en mi tiempo libre, el trail era una vía de escape de la vida diaria, una forma de desconectar. Cuando se convirtió en mi “trabajo”, encontrar el equilibrio entre trabajo y ocio fue complicado. Hasta encontrar el “punto” pasé por muchas fases, que no siempre fueron fáciles. Tengo la suerte de que me gusta el deporte en general y sobre todo entrenar. Las competiciones me gustan, pero si no pudiera calzarme las playeras o subirme a una bici casi a diario, no lo disfrutaría igual.

Me gusta la competición, pero entrenar el día a día es lo que le da sentido a lo que hago.  A las cosas que he renunciado lo he hecho la mayoría de veces con gusto o simplemente sin sentir que son una renuncia, porque en este momento estoy viviendo lo que yo he elegido.

  • ¿Qué te aporta este deporte en tu vida a día de hoy?

El trail se ha convertido en mi forma de vida. Gracias a él he conocido a mucha gente y algunos de ellos se han convertido en buenos amigos, he viajado y he descubierto nuevos países desde una perspectiva muy distinta a la que haces en un viaje de “turismo”, en resumen, he hecho de mi “hobby” mi trabajo y mi  forma de vida.

 ¿Qué debe tener una carrera para que se convierta en una de tus favoritas?

Para que una carrera me  motive  tienen que juntarse varios factores, ente ellos y para mí uno de los más importantes, es el ambiente que se vive alrededor de la carrera. Si la organización se vuelca con los corredores y los acompañantes, se transmite como energía positiva y se disfruta más, y eso hace que me apetezca repetir año tras año. Me gusta sentirme cómodo y que conecto con el sitio donde voy a correr.

Otro factor para mi importante una vez estoy en la línea de salida es que haya  una buena señalización de carrera, eso me aporta mucha tranquilidad, que a su vez se transforma en disfrute.

 

Fotografía de Racephotos

“La Transgrancanaria se convirtió en el eje central de mis temporadas”

 

  • En 2011 cruzabas la meta de la Transgrancanaria por primera vez, en 2013 cumpliste el sueño de subirte al podio, ¿qué significó para ti?

Para mí cruzar la línea de meta de la Transgrancanaria 2011 (tras algunos intentos fallidos) y ser finisher, fue cumplir un sueño. Me había propuesto el reto de cruzar mi isla caminando o corriendo como una aventura con los amigos y sinceramente no esperaba más. A  los pocos días todo el mundo ya empezaba a hablar de que la haría otra vez el año siguiente. Yo sinceramente no  tenía en mente  embarcarme en ella otra vez, ya había cumplido mi sueño y estaba satisfecho conmigo mismo. Pero el “gusanillo” del trail ya estaba ahí y la Transgrancanaria se convirtió en el eje central de mis temporadas. Sin saber cómo, ya estaba entrenando otra vez para hacerla (risas).

En 2013 crucé la meta en 3ª posición, compartiendo pódium con uno de mis referentes del trail, Sebastien Chaigneau, y eso si fue cumplir un sueño, podría decir de lo mejor que me ha pasado en mi trayectoria como corredor. Y pensar que a media carrera quería retirarme… Pero mis amigos estuvieron ahí para darme ese empujón, ese “clic mental” que necesitas para seguir y dar lo mejor de ti.

  • La próxima semana estarás en la línea de salida del Reventón Trail, ¿cuál es tu principal objetivo en La Palma?

¡Vuelvo a la Palma! Ya van unos cuantos años y sigo yendo con la misma ilusión que el primero. Voy con ganas de correr. La temporada pasada tuve un final un poco accidentado y tuve que parar, así que mi preparación para la Transgrancanaria fue un poco justa en tiempo. Iba con la ilusión del campeonato de España, que podía darme una plaza para el mundial, pero no pudo ser.

El Reventón es otra oportunidad para ello, si sale bien. Creo que llego en mejor estado de forma aunque es un reto muy difícil, pero hay que estar para intentarlo. Siempre me ha motivado correr con los mejores, me gustan las “bofetadas”, creo que es cuando más motivado estoy. A testarudo me ganan pocos (risas).

Fotografía de Racephotos

“Creo que al Reventón llego en buen estado de forma”

  • ¿Cómo llegas físicamente a la prueba?

Sé que una maratón no es la distancia que mejor se me da, se me dan mejor distancias de 100km-120km, pero he estado entrenando velocidad este inicio de temporada y vuelvo a sentirme en ritmos de hace unos años cuando hacía carreras más cortas. Así que en la línea de meta el objetivo será juntar mi motivación con el entreno hecho, usando la cabeza para tener una buena estrategia de carrera y luchar para estar lo más adelante posible.

  • ¿Por qué crees que ha atraído a tantos corredores de altísimo nivel?

El Reventón tiene lo que he dicho antes que tenía que tener una carrera para que se convirtiera en una de mis favoritas: “cariño, ilusión y mucho  trabajo por parte de la organización” y eso atrae a corredores de todos los niveles.

Si a eso le juntamos que cuando hablamos de La Palma no hay duda de que el recorrido será espectacular, ya que por algo la llaman “la isla bonita”, tenemos una combinación perfecta para que queramos repetir.

  • ¿Ves viable ahora mismo un Campeonato del Mundo?

Hay que ser realista, ahora mismo está muy “caro” ir al Campeonato del Mundo. Hay un nivel muy alto entre los corredores españoles y muchos preparan la clasificación al mundial como uno de los objetivos centrales de la temporada. A pesar de saber lo difícil que es, no he  tirado la toalla, hay que intentarlo. Fue una bonita experiencia cuando fui al mundial en 2016 en Portugal y me gustaría repetir. Y si es “gracias” al  Reventón como en 2016, me haría aún más ilusión.