Coincidimos con Diego Pimentel, organizador junto a MD Sports y con la colaboración del Ayuntamiento de Icod de Los Vinos,  de la VIII edición de Ycodentrail,  y hemos aprovechado la oportunidad para conocer de primera mano la prueba que tendrá lugar este fin de semana, y que tiene el éxito asegurado.

-Octava edición de la YcodenTrail. Prueba ya que se consolida desde el Consistorio y que está en la agenda de muchos atletas. ¿A qué se debe este éxito?

“A pesar de que durante dos años la prueba no pudo disputarse, creo que siempre hemos mantenido ese espíritu de cercanía con el participante y esa ilusión por mostrar la belleza de nuestro municipio y este aspecto creo que es muy valorado por cada participante”.

¿Este tipo de eventos deportivos que se fomenta con la colaboración de la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Icod de los Vinos, invita además de a los propios participantes en la prueba, al resto de vecinos del municipio a la práctica del deporte?

“Desde el año 2010 cuando celebrábamos la primera de las ediciones, siempre hemos tenido una gran acogida por parte de los vecinos muy especialmente de los barrios como El Amparo, la Cruz del Camino y Las Abiertas, ya que para estos vecinos ya se ha convertido en una fecha señalada en el calendario, que les permite disfrutar de una actividad deportiva poco presente a lo largo del año, además de ser un medio para la recuperación de viejos senderos cada vez más en desuso. Por ello, son muchos los vecinos que cada año salen a lo largo del recorrido a animar a los participantes, e incluso ofrecerles avituallamiento participando activamente con la prueba”.

-¿Cuál es el mayor reto que supone la organización de una prueba de estas características?

“En nuestro caso, la organización de la Ycodentrail nos supone una gran esfuerzo organizativo con una gran implicación de algo más de 80 personas entre voluntarios y medios de asistencia. Pero a todo ello, hay que sumarle el gran inconveniente del recorrido de esta prueba, el cual transcurre por pequeños senderos enlazados entre si, con innumerables cruces. Pero si algo nos resulta altamente complejo, es la adecuación de recorrido, año tras año la organización con la colaboración del Ayuntamiento de Icod de los Vinos, debemos de realizar un gran esfuerzo en la adecuación de recorridos para ofrecerles a todos los que nos visitan la mejor de las experiencias en nuestro medio natural”.

– La jornada tendrá dos distancias, ¿puede hablarnos sobre el recorrido de las mismas y su nivel de exigencia?

“Durante las ocho ediciones de esta prueba, siempre hemos tratando de que nuestros recorridos sean un medio para descubrir un Icod de los Vinos, que a lo largo del año, no podrían descubrir. Los participantes en la primera parte afrontan una exigente subida por la zona de Boquín que les lleva directamente al barrio de El Amparo, donde al paso por el mismo, sus vecinos cada año salen a recibirlos con gran ilusión. Desde este punto, continúan su ascenso hacia los barrios de La Cruz del Camino y Las Abiertas, a lo largo de un precioso sendero que le permite al participante disfrutar de unas magnificas vistas de todo el municipio, a la vez que contempla la imponente grandeza de nuestro siempre admirado Teide. En la última parte del recorrido, los participantes se lanzan en un descenso vertiginoso hacia la meta en el centro histórico de la ciudad, no sin antes pasar por  el Parque del Drago o la Plaza Andrés de Lorenzo Cáceres”.

-¿Tienen pensado para ediciones posteriores, incluir pruebas para menores o para personas con diversidad funcional?

“Para nuestra pequeña organización, ya poder continuar desarrollando esta actividad es todo un éxito, y siempre tratamos de hacer participes a todos los colectivos, por el momento, tanto los recursos económicos como los organizativos no nos han permitido incluir estos colectivos, pero no nos ponemos límites ni lo descartamos para ediciones futuras”.

¿Qué papel juegan los voluntarios en una prueba deportiva de estas características?

“Como anteriormente comentaba, esta prueba tiene un recorrido muy atípico y singular, que requiere de un gran cantidad de personas que colaboran, por lo que sería totalmente imposible pensar en una YCODENTRAIL sin poner en gran valor el esfuerzo y cariño con el que año tras años acuden muchos de los voluntarios a este evento”.

-¿Qué preparación hay que tener para poder participar en una prueba tan técnica cómo esta?

“El recorrido cuenta con muy pocas zonas de gran dificultad, pero si lo es el gran desnivel positivo que deben afrontar los participantes a lo largo del recorrido. Por ello, se hace imprescindible el contar con una buena condición física fruto de un entrenamiento previo constante y adecuado para poder afrontar el recorrido de este tipo de pruebas”.

-El trazado discurre por un paraje natural de gran belleza como son la zona de medianías y zona alta del municipio, donde la vista es incomparable. Por lo que el corredor además de disfrutar de la carrera disfruta de los paisajes. ¿Fomenta este tipo de trazados la afluencia de corredores?

“Como ya he dicho, nuestro principal objetivo es que el participante descubra y se enamore del entorno natural de Icod de los Vinos. Muchos de los participantes del nuestro municipio, no afrontar a lo largo más carreras de montaña que la YCODENTRAIL, y la gran mayoría afronta cada año esta prueba deportiva con el objetivo de poder disfrutar de su municipio y contemplar su gran belleza. Cada año, contamos con más corredores de fuera de nuestra Isla, que se inscriben a fin de poder contemplar el municipio de una forma diferente”.

 -Este tipo de pruebas en los que el trazado discurre en su salida y meta por el núcleo urbano del municipio, ¿Favorece además de conocer los mismos el comercio local, y descubrir esos pequeños rincones con encanto que tiene el municipio?

“Por supuesto, el YCODENTRAIL, siempre ha tratado de que los participantes y sus acompañantes puedan descubrir un Icod diferente y más cercano, a la vez que supone un impulso económico para las zonas por las que discurre”.

-Le dan bastante importancia al cuidado del entorno donde se desarrolla la prueba, y hacen especial hincapié con los residuos de la prueba. ¿Es importante concienciar al deportista en este aspecto?

“Esta es una lucha que año tras año llevamos a cabo desde la organización. Ya no solo respecto al participante y los residuos que los mismos puedan generar. Sino que durante las semanas previas, tratando de adecuar los senderos y caminos, realizamos un labor de recogida de residuos para preservar nuestro entorno y procurar el menor impacto por el discurrir de esta prueba”.