Más de 166 fisioterapeutas y 51 estudiantes universitarios de las dos provincias canarias colaboraron en el  tratamiento de fisioterapia post-competición de unos 2.500 deportistas

La participación en estas competiciones, algunas de ellas de alcance internacional, ha implicado la colaboración de 166 fisioterapeutas y de más de 50 estudiantes de los últimos cursos del Grado en Fisioterapia de la Universidad de La Laguna, y ha permitido atender a un total de 2.458 participantes.

Las categorías deportivas en que se organizaron asistenciales para el tratamiento de fisioterapia post-competición de los deportistas fueron tres pruebas a nado (la travesía Del Mar de Las Calmas -El Hierro-, la Isla de La Palma y la de El Río -Lanzarote-); seis pruebas de trail (la Transvulcania -La Palma, Meridiano -El Hierro-, la K42 Anaga, Guía de Isora, Vuelta a La Laguna y la Faro a Faro -Tenerife-, la Circular de Tejeda -Gran Canaria; tres pruebas de bicicleta (Magma Bike -El Hierro-, Transvulcania Bike -La Palma- y Teide 360 – Tenerife-); una maratón en asfalto (Las Galletas -Tenerife-); y un triatlón (Desafío 8a isla -La Graciosa-).

La prueba que mayor volumen de trabajo exigió al COFC fue la Transvulcania, una carrera de larga distancia que está considerada como una de las ultramaratones de montaña más duras a nivel internacional, en la que participan un gran número de atletas profesionales. Para ella, en concreto, se contó con la colaboración de 39 fisioterapeutas y 15 estudiantes, que atendieron a los cerca de 800 participantes registrados.

La vocal de Deportes del Colegio de Fisioterapeutas, Laura Escudero, afirma que cada vez es mayor la concienciación entre las entidades organizadoras de este tipo de pruebas, mayoritariamente instituciones públicas, de la necesidad de contar con dispositivos asistenciales profesionales atendidos por fisioterapeutas, un servicio que brinda el colegio profesional y que garantiza que los atletas reciben un tratamiento adecuado en estas pruebas de alta exigencia. “Ese es un mensaje muy importante para toda la sociedad, no solo para los participantes”, apunta Escudero, ya que se visualiza la importancia de la atención en fisioterapia y de la presencia del personal cualificado para el tratamiento de los deportistas.

Además de las pruebas en las que el COFC se ha implicado directamente, el Colegio también ha prestado material (camillas, material fungible o divulgativo) a diversos colegiados para organizar dispositivos asistenciales de menor envergadura en otras pruebas deportivas.