Toño González en una de sus excursiones

Este fin de semana tendrá lugar en La Palma uno de los festivales de senderismo con mayor relevancia no solo de Canarias sino de toda la geografía nacional. El Walking Festival cumplirá su décima edición este año y tendrá 18 rutas diferentes entre las que destacan algunas nocturnas en la que participará el experto en astroturismo, Juan Antonio González Hernández. Más conocido como Toño González guiará a los senderistas en tres rutas diferentes y por este motivo es la figura perfecta para que nos cuente qué se van a encontrar las personas que participen en el Walking Festival La Palma.

En tan solo unos días comienza la décima edición del Walking Festival de La Palma, ¿está todo preparado para que dé comienzo, no es así?
Sí, realmente sí. En la programación de todas las rutas se buscan expertos en diferentes materias para que se añada a lo que sería el senderismo. Eso quiere decir que no solo será caminar por caminar sino que también tenga mucho contenido del entorno y de lo que podemos encontrar. Además se realizan actividades complementarias a lo largo de las rutas y en el caso nuestro es el cielo de la isla de La Palma, que es lo que queremos potenciar.

Como todos sabemos el senderismo está vinculado a la naturaleza, al entorno que nos rodea y que la isla de La Palma tiene la Ruta de los Volcanes, unas costas impresionantes, la Caldera de Taburiente, Marcos y Cordero, mucha laurisilva y demás. Dentro de este entorno natural, hace un tiempo, ya no es así afortunadamente, nos olvidábamos del cielo y el cielo forma parte de nuestra naturaleza y hay que protegerlo.

¿Qué podrán ver los senderistas que realicen sus tres rutas?
La primera ruta que será el viernes por la noche será la de “Estrellas entre Volcanes”. Como su nombre indica es la ruta que abarca desde el volcán de San Antonio en Fuencaliente en el sur de la isla hasta las salinas de Fuencaliente. Ahí contaremos con la presencia de Miguel Martín, que es experto en arqueoastronomía, y con él visitaremos la zona arqueológica del Roque Teneguía además de pasar entre toda la zona volcánica. Ya en las salinas de Fuencaliente realizaremos una observación astronómica y algo de fotografía nocturna.

Ya al día siguiente, por la mañana, también contaremos con Miguel Martín en la ruta del Observatorio y Estrellas. En ella visitaremos el Gran Telescopio de Canarias, el más grande óptico del mundo, completado con la ruta de Los Andenes, que abarca el mirador de Los Andenes hasta el Roque de Los Muchachos. Asimismo, no solo será el pateo sino que se irán dando nociones de arqueoastronomía y leyendas de esta zona.

La tercera ruta será “Tocando las estrellas” y sería en la puesta de sol en el Roque de los Muchachos, atravesaríamos el complejo astrofísico, iríamos con un guía de senderos hasta el mirador de Los Andenes. Luego haríamos una observación nocturna sin telescopio y dándole mucho hincapié a lo que sería la fotografía nocturna. Esta ruta la terminaremos en el monumento a César Manrique, situado en la carretera de subida al Roque.

En resumidas cuentas lo que se pretende es conocer el entorno, el cielo y todo lo que esté vinculado posiblemente a los antiguos awaras.

¿En su ruta solo se podrá “patear” o también los senderistas tendrán fotos de tomar fotografías, etc.?
Sí, efectivamente aunque está claro que tenemos que cumplir los horarios. Es importante porque algunos participantes en el festival realizan otras rutas y aprovechan para hacer varias. Hemos tenido experiencias en las que la gente aprovecha para realizar hasta tres rutas seguidas a pesar de estar hechos polvo. En eso tenemos que tener en cuenta que las nuestras se realizan de noche y por eso debemos ser muy respetuosos con los horarios.

Aun así, lo que está claro están pensadas para que en el tiempo que se nos da la gente pueda disfrutar del entorno. Porque, ¿de qué sirve hacer un sendero bajo las estrellas si luego no puedes parar hacia arriba? Además, estamos acostumbrados a mirar al suelo y caminar sin detenernos a fijarnos cómo cambia el paisaje. Incluso en este sentido lo que cambia el paisaje con las estrellas es abismal.

Cabe destacar también que excepto para la ruta diurna, se necesitará llevar frontal y la intención es que llegados a un punto se apagarán linternas y disfrutaremos del cielo de La Palma, evidentemente. También hay que recordar que nuestras rutas no son para nada competitivas ni para batir records sino que son muy llevaderas. Es decir los kilómetros no serán muchos pero los kilómetros, se podría decir, que los haremos en conocimiento y sintiendo el entorno.

¿Qué se siente al caminar bajo un cielo tan bonito como es el de La Palma?
Me quedo con lo que dice la gente y es como si se te cayera el cielo encima o como si prácticamente se pudiera tocar las estrellas.

Estamos en entornos muy oscuros gracias a que la isla tiene una ley de protección del cielo estricta. Por ello, desde finales de los 80 en adelante los palmeros hemos sido muy inteligentes y ya que tenemos una ley que es obligatoria y tenemos estas luces, ¿por qué no nos aprovechamos de ellas y poder así disfrutar de este cielo no solo a nivel profesional sino con actividades lúdicas o incluso turísticas?

Aunque es cierto que en este festival hay mucha participación local y nacional, también estamos haciendo un guiño al turismo. Esto es así porque podemos mostrar que aparte de tener senderos en los que se puede correr, por ejemplo los que se usan para la Transvulcania, tenemos senderos que se pueden disfrutar. Rutas que mezclan nacientes, miel, tabaco, plataneras, entre muchos otros aspectos. Por estos motivos las rutas se ralentizan y se disfruta más el entorno. Yo creo que ese es el mensaje que debemos transmitir porque hay una diferencia entre las carreras de montaña y lo que son este tipo de festivales donde no solo es el kilometraje físico sino también el mental.

Por último, ¿les afectará la climatología este fin de semana en el Walking Festival La Palma con la posible llegada de esa tormenta tropical Leslie?
Nosotros somos los primeros damnificados en este tipo de situaciones, sobre todo, porque somos rutas nocturnas. No es lo mismo ir de día, ver cómo se acerca una nube y ver cómo cae un palo de agua, que ir de noche a la montaña y no poder ver nada. Lo que prima es la seguridad de las personas. Esto quiere decir que festivales de senderismo hay muchos y vida solo hay uno, por lo que si no tuviésemos esta oportunidad ahora, no se preocupen que en otro momento se podrá repetir porque la isla de La Palma siempre estará aquí.